lunes, 4 de junio de 2018

La anti-doctrina del Shock

Mucha gente es seguidora de doctrinas que, en cierta medida, beben de conspiraciones. El truco para que esas teorías fructifiquen es que parten de supuestos parcialmente ciertos para luego, de forma velada, transforman esa verdad en lo que le interesa. Consiguiendo implantar en la sociedad una idea falsa con apariencia de veracidad. Así es como se introdujo en nuestra sociedad la famosa doctrina del shock, de la periodista Naomi Klein.

Según esa doctrina, frutos de concienzudos experimentos de la CIA, dice que una forma de manipulación de los Estados es a través del miedo. Evidentemente, y al al "color" de la periodista, se ve que solo manipulan cierto tipo de gobiernos, es decir, que solo los gobiernos de derechas son los que manipulan insuflando el miedo al desastre que puede provocar las políticas de izquierda.

La verdad es que el miedo es un mecanismo de defensa muy válido. Gracias al miedo la gente se vuelve prudente, sensata, evita ciertos riesgos porque un "golpe de mala suerte" o traspiés puede ser fatal. El problema, como siempre, está en los extremos pues un exceso de miedo nos paraliza exageradamente y no nos dejará actuar con libertad ni experimentar experiencias muy enriquecedoras.

El mensaje que transmite esa teoría no es, del todo, malo. Hay que arriesgarse en la vida. Andar por lugares inexplorados e, incluso, por lugares donde otros han fracasado. De hecho, de vez en cuando hay que fracasar. Quitarse los miedos de encima y actuar. Eso que es bueno, que forma parte de la experiencia de vivir, que nos hace estar vivos, hay que hacerlo con una sola idea en mente: ¿qué pasa si fallamos?¿cuánto estamos dispuestos a perder?

Mi consejo es que usemos nuestro criterio como regla. Es bueno correr algún riesgo siempre que seamos conscientes qué podemos perder si ocurre el peor escenario posible y aprendamos de nuestros errores y fracasos. Como todo en la vida el punto de equilibrio es lo más sabio. Corramos riesgos pero no despreciemos el valor del miedo. Seamos audaces pero no imprudentes. Sacúdete el miedo pero aprende a valorar tu instinto. En una sola palabra: ¡Vive!


martes, 2 de enero de 2018

5 Ideas para batir al mercado

Año nuevo, vida nueva. Para empezar el año con ganas me gustaría compartir unos consejos para batir al mercado tomados desde la experiencia personal porque todos sabemos que en esto de la bolsa solo ganan cuatro gatos y el resto lo único que hace es perder tiempo, dinero y paciencia.

1.- Que la Paciencia te acompañe, joven padawan.

La bolsa es necesario verlo como un negocio, no como un billete de lotería para el próximo fin de semana. Quizá el símil más correcto sería el de una carrera de fondo más que una carrera de velocidad. Al final, lo que cuentan son los números a un mes vista, o a un año o a cinco años. El tiempo lo marcamos nosotros como hitos en el camino para tomar la medida y control de lo que estamos haciendo. Lo normal es hacer un check cada trimestre o cada seis meses pero no tocar la cartera, no actualizarla, hasta que finalizase el año.

Nos puede pasar que, como dice Warren Buffett, perdamos todo lo invertido por "hacer demasiado" todo debido al miedo. El miedo es el peor consejero y está reflejado en el control continuo del precio. Eso es lo peor de la bolsa, saber continuamente el precio y no podemos dejar de imaginar que el valor X va a bajar otro 5%.

2.- Hagas lo que hagas, cubre tu posición.

Prepara a fondo tu plan pero ten en cuenta de que puedes estar trabajando sobre expectativas sobredimensionadas. Entrar en cualquier mercado, en cualquiera, no supone que todo vaya a salir según lo planeado. Este año pasado tuvimos la experiencia en el mercado de Banco Popular donde siempre se decía que los bancos eran un valor seguro, los bancos no quiebran... hasta que lo hacen.

No seáis ingenuos, no pongáis todo vuestro capital en un mismo valor, porque no vale la pena, nadie sabe cual va a ser la empresa que va a despuntar mañana ni hasta cuando lo va a hacer. Como mucho puedes "acertar" en el sector pero ninguna estrategia, hasta ahora, puede garantizar los mismos resultados año tras año. Asímismo, tampoco pongas todos tus ahorros en la bolsa salvo que estés dispuesto a arriesgarlo todo.

3.- Las tormentas políticas afectan muy duro a la economía.

Las crisis económicas crean crisis sociopolíticas y las crisis sociopolíticas crean crisis económicas. Está todo interrelacionado. Con la última crisis recomendé encarecidamente mirar hacia EEUU porque, aunque no ha pasado nada, el intento de golpe de Estado de una Comunidad Autónoma a desestabilizado la inversión económica. Quizá no la economía productiva, pero sí la inversión ha quedado dañada.

No en vano solo hace falta ver cómo el Dow Jones ha subido un 24.64%, como índice, y compararlo con el pobre 7,01% del índice Ibex 35. Y es que es natural, nadie va a invertir en un negocio que no sabe si va a quebrar, nadie debería hacerlo, y, por lo tanto, los inversores prefieren otros mercados donde la seguridad y sus perspectivas futuras sean mucho mejores.

4.- Todo depende del precio, pero no necesariamente.

Esto es un consejo curioso porque, como he dicho arriba, no existe ningún método infalible. Después de defender, por activa y por pasiva, que la bolsa debe mirarse como un negocio y que debe comprarse barato para vender caro puede resultar que no siempre es así. Todo dependerá que haya público para comprar, esté caro o barato, eso es así.

Haciendo un seguimiento de los mejores y peores valores tanto del Ibex, Eurostoxx y Dow Jones podemos sacar varias conclusiones: no pongas todos los huevos en la misma cesta, el precio no es tan determinante para el valor y lo importante es la llegada de inversores. Es así. Inviertiendo en las carteras de los cinco mejores valores contra los cinco peores valores, dos de los tres mercados estudiados en el 2017, ganan, por poco, las carteras con los cinco mejores valores. Solo en España, en el ibex, hubiese sido un éxito rotundo haber seguido la cartera de los cinco peores valores salvo por un valor: Banco Popular. Sin él la media hubiese sido de un +32.20%, pero hay que ser justos y jugar todas las cartas...

5.- Si quieres crear Riqueza, no te dediques a la bolsa.

Lo que comúnmente supone dedicarse a la bolsa supone dos cosas a tener en cuenta. Primero, debes tener un capital razonable para invertir, que quiere decir inmovilizar, del cual sacar una rentabilidad. Un 20% de 0 es 0. Y mi consejo es que te olvides de pedir prestado. Si caes perderás más de lo que tenías y te va a doler durante más tiempo. Segundo, mientras tengas el dinero inmovilizado en acciones, bonos o letras, tienes que tener dinero para vivir el día a día.

Por lo tanto, la bolsa es un medio para poder rentabilizar ahorros, si tenemos la paciencia suficiente, pero no para "dedicarte" a la bolsa así que piensa en los mejores caminos para crear riqueza: productos y servicios. Tampoco estoy diciendo que sea la panacea pero la clave, si no tienes dinero ahorrado, es el cashflow o flujo de caja. Ese es el objetivo que hay que conseguir pero tampoco hay que obsesionarse con ello pues, ni todo el mundo quiere ni todo el mundo vale para emprender.

Lo más importante es seguir el dicho chino que reza así: si trabajas en lo que te gusta, no trabajarás ni un solo día de tu vida.