lunes, 25 de julio de 2011

Un minuto de silencio

Me gustaría utilizar este pequeño espacio de libertad de expresión personal para mandar un mensaje de condolencia a las víctimas, de solidaridad con toda la sociedad noruega y repulsa pública de todo acto violento fundado en cualquier estúpida excusa.

No hay excusa válida, ninguna, que la gente de esa calaña quiera esgrimir (la religión, el nacionalismo, la libertad, ...), que sea válida para realizar el acto que han realizado. Son seres que no se merecen el apelativo de humanos.

Desde un punto vista de una sociedad como la nuestra, la española, que tan acostumbrada está a estos actos obscenos, que tanto ha tenido que llorar (y seguiremos llorando) los muertos del terrorismo y la sinrazón, me gustaría mandar un mensaje de consuelo y apoyo a las sociedades que sufren (sufrimos) la continua violencia de aquellos que no son conscientes del dolor que provocan.

Nunca podremos comprender qué motivación les puede mover hacer semejante barbaridad.

Por todos aquellos que han sufrido el golpe del destino me gustaría, en su memoria y en señal de respeto, guardar un minuto de silencio.

Nunca mais.

sábado, 23 de julio de 2011

Intentando encontrar un patrón al caos I

¿Por qué no se puede predecir con seguridad lo que ocurrirá en la bolsa? Pues, por la misma razón que no se puede predecir el futuro o, simplemente, no podemos adivinar, con total seguridad, el tiempo que hará dentro de unos días o la expansión demográfica en una determinada región. Todos tienen algo en común:

La Teoría del Caos.

En esta teoría se expone que existen varios tipos de sistemas dinámicos en la naturaleza, en concreto 3 tipos diferentes de sistemas.

Sistemas dinámicos estables

Son todos aquellos sistemas que, a pesar de estar en movimiento, no evolucionan. Dadas unas condiciones iniciales, el movimiento se desarrollaría de forma plenamente predecible debido a las fuerzas que existen entre sus elementos. Tiende a un movimiento periódico. Por el ejemplo, en un sistema dinámico estable podría existir el demonio de Laplace que podría predecir el futuro si conociese el sistema inicial con suficiente precisión.

Sistema dinámico inestable

Son todos aquellos sistemas que evolucionan, desde unas condiciones iniciales, de forma exponencial. Dentro de los sistemas inestables podemos predecir, observando la evolución anterior, el movimiento hacia el que tiende pero sabemos que, en un momento dado que desconocemos, aparecerán variaciones en el modelo estadístico de movimiento actual. Son, en cierta manera, predecibles porque podemos conocer, por experiencia, su tendencia debido a movimiento inicial. Sabemos que es, de alguna manera, influenciable por entes externos a las condiciones iniciales, que provocan cierta variación, pero sigue siendo muy dependiente de las condiciones iniciales

Sistema caótico

Son todos aquellos sistemas que, en cierta medida, tienen las características de los dos. Su evolución en algunos momentos es estable pero, llegado un punto que desconocemos, esas condiciones iniciales sufren una variación provocando una evolución en el sistema de manera impredecible. El sistema es extremadamente sensible. También llamada caótica. Es caótica porque no sabemos el grado de afección de la variación (causa) a la evolución consiguiente (efecto).

En estos sistemas podremos encontrar que:

- las causas y efectos sean proporcionadas: pequeñas causas producen pequeños efectos y grandes causas, grandes efectos: si una piedra cae en un lago el desplazamiento de la la masa de agua será proporcional a su volumen;

- las causas pequeñas crean grandes efectos: se cree que el aleteo de una mariposa en Texas (USA) puede ser la causa del tornado que asole las costas de Japón;

- las causas grandes producen pequeños efectos: que la caída de un rayo sobre un hombre no le cause la muerte.

El considerar un sistema (como el metereológico) como caótico no implica que no se pueda estimar o predecir su evolución pero siendo conscientes de que también debemos considerar efectos totalmente inesperados (como una helada en un día de verano, poco probable pero posible).

Aplicación a la Bolsa de la Teoría del Caos

Algunos creen que la existencia de sistemas caóticos no es tal sino, simplemente, es el desconocimiento de todos (TODOS, que son muchos) los factores influyentes y, esa ignorancia, es la que provoca resultados inesperados o caóticos.

Algunos analistas fundamentales son de esa creencia. Creen que para invertir en alguna empresa se debería estudiar, minuciosamente, cada una de ellas siendo un experto en cada campo de negocio para, una vez con todo el conocimiento, poder invertir con seguridad. Un conocimiento digamos, endógeno (por ser de dentro de la empresa), nos dará la seguridad de inversión. Se quieren convertir en ese demonio de Laplace.

Eso es del todo falso porque está demostrado que directivos y personas vinculadas a empresas de éxito no han sabido predecir el futuro de descalabro de su propio negocio; negocio, por otra parte, que conocían de toda la vida y factores externos ajenos a ellos los han llevado a la desaparición. O cómo la genialidad de varios chicos en un garaje fuesen la competencia que destronase a IBM.

Muchos son los sistemas (fundamentales y técnicos) que han intentado predecir los movimientos de las bolsas, con mayor o menor éxito, y, de los cuales como ya me estoy enrollando mucho (jejeje), hablaré en un segundo post.

Un saludo.