martes, 26 de agosto de 2014

Algo de Educación Financiera post-crisis

En el facebook me he encontrado con la imagen que adjunto obra del artista descosido.

A mí me alegra conocer que uno de los efectos de la crisis es la implicación de la gente en la res publica y en conocimientos de macroeconomía. Son dos efectos buenísimos de esta crisis porque el control de nuestros gobernantes lo tenemos que hacer nosotros, que para eso les votamos. Si resulta que no lo ha hecho bien, votamos a otro, de otra sigla. Esa es la magia de la democracia.

Lo que me sabe verdaderamente mal es que circulen algunos desinformadores, por llamarlo de alguna manera, es decir, que haya gente que poniendo vocabulario eufemístico (=vocabulario político) quieran indirectamente o directamente criticar una gestión macroeconómica que, en mi opinión, ha tenido más luces que sombras; sobre todo gracias a que nos ha sido impuesto desde Bruselas (=Alemania).

Aquí me gustaría dar mi humilde opinión sobre esos eufemismos:

El copago sanitario, que no euro por receta que fue declarado ilegal e impuesto en Cataluña y en Madrid, ha "descubierto" la ineficiencia de la sanidad "gratis" y a provocado un ahorro importante en las arcas del Estado y CCAA;

la creación de un "banco malo" a supuesto un rescate menor de lo propuesto;

los despidos son necesarios si se destinan recursos a crear activos que nadie quiere, si no quieres ser despedido la mejor forma es no aceptar ningún contrato y sé tu propio jefe o crea tú tu propia empresa, no se puede obligar a nadie a contratar;

los recortes son necesarios pues ha habido mucha malversación pública (o mala gestión) por parte de los políticos y se ingresa menos que antes, además, las privatizaciones no son malas, per se, ya que se puede evitar las ineficiencias burocráticas con una gestión privada de servicios públicos, otra cosa es que no se esté de acuerdo dónde hay que recortar;

Los deshaucios son dolorosos pero tiene que saber la gente que si no hubiese una protección a la propiedad privada (sobre viviendas, en este caso) nadie alquilaría un piso en este país ni se comprarían pisos ni ningún tipo de bien porque se justificaría el "robo" o la apropiación indebida porque cierto bien es necesario para alguna persona. Nadie en este país vendería nada ni crearía nada (para qué? para que otro me lo quite porque lo necesita?);

Está demostrado que lo de la fuga de cerebros es falsa, el informe PISA no deja muy bien a la educación en España... ahora en serio, debemos empezar a dejar de pensar en pequeño. Debemos empezar a cambiar el chip pues tenemos la posibilidad de trabajar con mejores condiciones laborales o mejores sueldos en apenas 2 horas de avión, además, ver otras formas de trabajar y de pensar y ver otras culturas aunque sea un poco forzado para trabajar nunca es malo ni para la persona ni para el país de origen;

el impacto asimétrico de la crisis es normal, porque la gente tiene trabajos distintos, ahorra de distinta manera y se ganan sueldos distintos, por lo tanto, a cada uno le afectará de una manera la crisis, según su preparación;

las subidas de impuestos son algo que nadie quiere y quienes proponían bajarlos al final los han subido PORQUE NO HABÍA DINERO, estaba malgastado por el Gobierno anterior, pero cabe recordar que otros partidos directamente proponían en sus programas subidas de impuestos (PSOE, IU, PODEMOS, FALANGE,...) y no solo a las rentas altas (solo suponen el 2,9% de la población);

la flexibilización del mercado laboral, que no solo abaratar el despido, supone también la posibilidad de pactar bajadas de sueldo para evitar esos despidos. Es algo que se debía hacer pues se hubiesen evitado muchos ERE's y, repito, no se puede obligar a nadie que te siga contratando si no puede pagarte (el trabajo sin remuneración se llama esclavitud);

la desindexación es de los sueldos y pensiones con respecto al IPC. Aquí si que tengo mi queja porque no lo veo justo aunque siempre ha sido un índice manipulado por el Gobierno y ahora ha pensado que hay momentos que no le conviene seguirlo para poder frenar subidas de sueldo y pensiones según suba el índice de la vida, eso me parece un grave error;

la recesión solo se produce con 3 trimestres de crecimiento negativo (es solo una convención de economistas), lo único evidente es que si hay más pérdidas que ganancias o más gastos que ingresos hay que reducir gastos y aumentar ingresos. La recesión es referida al PIB, por lo tanto, supone que las empresas van mal y tienen que hacer ajustes (=despidos). Simplemente es así, si quieres que no te despidan crea tu propia empresa;

el apoyo financiero ha tenido que ser, generalmente, a la banca politizada (lo que algunos llamarían "banca pública") y que, resulta, es la que ha quebrado (cajas de ahorro). Resutla curioso que la gente ignore o no quiera reconocer que los bancos (cajas de ahorro) que han sido rescatados estaban compuestos todos los consejos de administración, todos, por gente del PP, PSOE e IU además de los sindicatos. Me parece, encima, de muy mal gusto que algunos partidos nuevos pidan más banca pública, ¿estamos locos o qué? el propio Jordi Pujol llevó a la ruina su Banca Catalana... sin comentarios;

y, por último, la amnistía fiscal ha sido, desde mi punto de vista, un auténtico error. Si has defraudado y tengo indicios de delito o infracción desde Hacienda se debía haber actuado de otra manera. Exceso de amiguismo y lo mismo ocurre con los indultos, algo que algún político debería corregir y quitar.

Lo único que digo es que la economía, a pesar de que pueden influir ideologías y no es una ciencia exacta, no tiene que confundir a la gente. Hay que estudiarlo, debatirlo y, sobre todo, ver si la teoría funciona o ha funcionado en algún momento. Hollande, en Francia, tiene que aplicar recortes porque la economía se estanca y tiene uno de los ratios de impuestos más altos de Europa; Merkel, en Alemania, se ralentiza pero ha llevado 10 años con congelación salarial y minijobs; Cristina, en Argentina, ha decidido no pagar parte de la deuda externa y mira como va; Maduro, en Venezuela, lleva aplicando unas medidas "sociales" que ha provocado carestía de productos básicos y es un país exportador de petróleo.

Sólo digo que no se debe engañar a la gente.

Un saludo.


martes, 19 de agosto de 2014

Inversor Vs Jugador


“Si llevas media hora jugando al poker y no sabes quién es el pardillo de la mesa, el pardillo eres tú” Warren Buffet.

Uno de los grandes problemas con el que se puede topar es con el síndrome de la “parte derecha de la pantalla”. Un inversor es incapaz de acertar el momento de entrar en alguna acción.

Todo el mundo con un poco de formación financiera ante un gráfico histórico cualquiera podría identificar en su parte visible sus distintas fases y decir, con precisión quirúrgica, los mejores instantes para entrar en le valor X.

Resulta que la realidad es muy distinta. Analizar el pasado es mucho más fácil que analizar el presente, aunque lo que en realidad hacemos es adivinar el futuro. Por eso se dice que la bolsa es un juego de expectativas futuras porque, a pesar de lo que se diga, intentamos adivinar el futuro. De una forma u otra.


¿Ese es realmente el problema? No. El problema es mucho más sencillo. Es que entramos en la Bolsa con un enfoque equivocado y, al revés que muchos grandes inversores (Warren Buffet, Soros, Kostolany, etc), produce que el inversor/jugador caiga en una espiral de pérdidas continuas. Por eso Buffet suele decir que los inversores pierden “por hacer demasiado”. No son inversores, son jugadores.

Enfoque del jugador.

Este es el enfoque clásico con el que nos solemos acercar a la bolsa. Tenemos unos ahorrillos y, literalmente, los apostamos al "caballo ganador" que, por supuesto, no termina siendo más que otro podenco del montón. Muchos libros de bolsa dicen que es por culpa de nuestros nervios, que no tenemos el sistema/método mágico correcto o que nos falta experiencia. Solo en esto último aciertan.

Lo sé porque yo también lo he vivido, personalmente y en mi familia. Damos el último click del ratón. Ahora ya hemos metido nuestros ahorros de nuestra vida en uno (o varios) valores. El pulso se nos acelera. La avaricia (y el miedo) nos corroe pero, sobre todo, lo que no descubrimos que es la simple y pura ludopatía camuflada en un “sistema” lo que estamos experimentando. Y, por supuesto, todo se va al traste. Frustración.

O nos salimos con un triste beneficio de un 5% o con unas pérdidas del 20%. No hay término medio. Desconocemos las verdaderas reglas de actuación. Y volvemos a comprar otro libro, a ir a otro seminario, a otro curso, para conocer el santo grial de la inversión. Todo vuelve a empezar.

Y cada vez con más miedo/frustración hasta que al final abandonamos.

Es un negocio, ¡estúpido!

Es solo eso.

Se trata de comprar a un precio y vender a otro más caro, así de sencillo. Un ejemplo simplificado vendría muy bien para entender con más facilidad lo que quiero decir.

Primero, que haya mercado. Tiene que haber gente interesada en comprar si no... nada. Después hay que buscar el mejor producto y más barato. Hablamos entonces de comprar un producto de marca a un precio superior pero de una calidad conocida y fácilmente identificable en el mercado o un producto sin marca más baratas. O simplemente una mezcla de varios para abarcar varios tipos de compradores.

Siguiente paso: creación de un stock. Creación de un Stock acumulando cierta cantidad de producto (de un tipo o varios). Para luego esperar que se vayan vendiendo a un precio superior al coste además de una pequeña parte que será nuestro beneficio para poder vivir. Si se vende nuestro producto a un precio alto deberemos reponer stock y compraremos más. Siempre a un precio menor que el de venta. Si no se venden, lo mantendremos hasta que tenga salida o venderemos a un precio de saldo para no volver a coger ese tipo de producto porque el mercado, evidentemente, no lo quiere.

Ese es el enfoque que deberíamos tener al acercarnos a la Bolsa con la única particularidad de que el mismo mercado donde compramos nosotros es donde vendemos y, eso, es lo que nos confunde.

No sé si habrá quedado del todo claro, no todo es tan sencillo y es difícil explicarse en un espacio tan reducido, pero creo que es suficiente para hacerse una idea de lo que quiero decir. Aunque siempre es más fácil decir que hay que buscar la siguiente fórmula mágica de los huevos de oro y pegar el pelotazo.

Un saludo.

sábado, 16 de agosto de 2014

Incertidumbre Geopolítica II

El ego es muy grande en el ser humano. Tan grande que es muy normal hacer críticas a los demás y ser incapaz de ver la propia ignorancia. Es algo connatural al ser humano. Nos hace sentirnos más importantes, más capaces, mejores ante la opinión pública.

Por ello uno es capaz de leer a ciertos autores como llaman ignorantes a otros por hacer proyecciones (probables, no ciertas y, en todo caso, opinables) y, en cambio, no caer en la cuenta que los mismos autores se dedican ha hacer esas mismas proyecciones continuamente e, incluso, pretenden vivir de ello. En fin.

Por lo menos se les debería pedir algo de coherencia. Siempre es más fácil engañar la memoria colectiva e insultar que defender sus propias convicciones. A lo mejor es que se les acaba el negocio porque tienen miedo de que la gente sepa que lo que ellos "venden" es solo humo y que cualquiera, con un mínimo de formación, puede hacerlo gratis.

A partir de aquí solo puedo decir que solo ofrezco mi más sincera opinión, gratis, por el mero hecho de seguir aprendiendo pues en verdad son muchas las cosas que todavía ignoro.


Hace unos días ofrecía mi opinión del devenir bursátil español y norteamericano. Era una proyección sobre análisis técnico realizado según los gráficos y datos actuales. No, no tengo ni una bola de cristal ni poseo dotes adivinatorias. Era solo una opinión personal. En eso se basa El Hombre Económico, en tener una visión crítica de la realidad económica.

Si bien es cierto que fui sincero debo reconocer que no fui del todo justo. Solo ofrecí un posible escenario de los posibles y eso, cuando hablamos del futuro incierto, es una clara temeridad. El que ofrecí era el escenario, según mi prudente opinión, más probable a 1 año vista. No estoy diciendo que sea el que vaya a ocurrir. Eso no lo sabe nadie.

Para ser justo debería haber expuesto dos escenarios más (el optimista y el pesimista) y haber explicado el porqué de una visión a 1 año. 

Límite temporal

El límite temporal a 1 año es porque es más fácil preveer un movimiento bursátil a medio - largo plazo que en el corto plazo que es de los insiders y los tiburones, vamos, los que realmente mueven el mercado. Pero bueno, hasta un reloj roto acierta la hora 2 veces al día, ¿no?

Además en el gráfico del Ibex 35 podemos observar como las zonas laterales se correlacionan en el tiempo.


Entonces ante una zona anterior lateral de, al menos, 1 año se espera que hubiese otra de la misma duración. En análisis chartista es normal porque se produce una zona de equilibrio de carteras entre los que entraron muy pronto y los que entraron en el momento justo. La duración fue mayor al principio (de más de 1 año) pero las salidas suelen ser ligeramente inferiores en el rango temporal.

¿Qué podemos esperar del futuro próximo?

Aparte del escenario expuesto, que es por el que yo más me inclinaba en el post anterior, de un mercado lateral que tenga una volatilidad estimada de un 12,24% como máximo podemos crear dos escenarios también posibles. Uno optimista y otro pesimista.

Optimista

Es aquel que no hay estancamiento con un mercado lateral sino más bien, y tras un rebote en los 9.800 puntos, sale disparado hacia la cota de los 13.000 puntos. Estamos hablando de que las constantes macro siguen como hasta ahora (como mínimo) y tras un aumento del flujo de dinero aumenta también el optimismo en el mercado. Para mí sería más un ambiente pre-burbuja y por eso lo había descartado. Las recuperaciones con mucha deuda aún por liquidar son más lentas.



Pesimista

Entraríamos en él cuando en vez de o después de mantener el rebote de los 9.800 puntos se produjese un descenso hasta los 8.000 - 8.200 puntos. Entonces sí que podríamos hacer caso a "gurús" agoreros sobre correcciones profundas. Sí, a esos que no proyectan sobre el futuro porque "o estarían tomando el pelo al personal o no se habría enterado de que es un ignorante".

En fin, todos los escenarios son posibles. No me gusta criticar a los demás, opino que cada uno aguante su vela, pero estoy cansado de esta España de fiesta y pandereta en la cual solo se es ALGUIEN cuando insultas al otro. Nos encanta tener la verdad, sobre todo si es "nuestra" verdad, y cuando digo "nuestra" quiero decir "mi" verdad.

Es posible que me equivoque, no sería la primera vez, y así saldré fortalecido porque de los errores se aprende. Lo verdaderamente importante es no tener razón sino estar preparados para los tres escenarios y tener la estrategia para ganar dinero en cualquiera de ellos. Eso es lo verdaderamente importante. Ahí estaríamos demostrando nuestra profesionalidad.

En un mar con tiburones no es el pez que tiene razón el que sobrevive sino aquel que se adapta cuanto antes cuando cambia la corriente.

Un saludo.

martes, 12 de agosto de 2014

Incertidumbre geopolítica

Ya nos lo avisaba el sr. Draghi: “Hay cierta incertidumbre geopolítica que puede afectar a la economía” decía. Por eso, en su momento decidió que aún no era el momento para mover ficha en el gran tablero de ajedrez de los tipos de interés. No habrá subido los tipos de interés, pero cada vez que habla “sube el pan”.

Las palabras del Jefe del Banco Central Europeo siempre son interpretables y, a veces, indescifrables, quizá porque ni él sabe lo que ha querido decir, pero más vale eso que saber lo que dice y luego encontrarnos con una enorme crisis financiera tal y como le pasó a su homólogo en la FED, Alan Greenspan.

¿Qué podemos esperar del futuro próximo?

Analizando los gráficos de que disponemos podemos hablar, en primer lugar, de normalidad. Por lo menos en términos macroeconómicos. Si observamos la curva de rentabilidad de los diferentes bonos españoles observamos una curva sana. Esto nos indica, junto con los datos decrecientes de parados, que España no está en recesión ni se le espera. Así que hablar de recesión o deflación en estos momentos es mear fuera de tiesto. Lo siento por los agoreros.


Entrando más en detalle, podemos observar el Ibex 35 en su histórico como lo que ocurre es perfectamente normal al haber llegado a un punto de resistencia clave cercano a los 11.000 puntos y es posible que estemos uno o varios años en un mercado lateral, entre los 11.000 y los 9.800.


En el gráfico anual muestro la posible línea de soporte del gráfico del Ibex 35.



La conclusión prevista, dentro de la prudencia debida, es la entrada de un posible mercado lateral con cierta duración temporal (al menos, un año). Dudo, con la información de la que dispongo ahora mismo, que pueda ocurrir otra cosa en 2015 máxime llevando 2 años de casi continua subida del mercado bursátil. Así que, ahora que muchos pequeños inversores ven el momento de meterse, los tiburones preparan el mercado para recoger beneficios porque compraron cuando todo estaba cayendo en el 2012.

En Estados Unidos.

Es la misma historia. Es más seguro que seamos nosotros los que vayamos a su ritmo que al revés pero el planteamiento de este post es la que es por simple perspectiva personal.

Salvo algún dato que no sé muy bien como interpretar creo que la inflación se va hacer patente en el mercado americano, pues los programas de ayuda del gobierno Obama van a empezar a pasar factura. Después de un crecimiento espectacular (y artificial) en la bolsa es posible que veamos alguna corrección en su mercado con una posible vuelta a los 14.500 del Dow Jones.



Entonces echaremos la culpa (y con razón) a la moderada subida de tipos de interés por parte de la FED para combatir los primeros signos de inflación en el país de referencia económica mundial. Desde mi punto de vista no va a ser preocupante y puede que las subidas continúen después del verano siguiente por una mejora de las condiciones económicas en ese país y en el mundo (tensiones geopolíticas aparte).



Por lo tanto, entraremos en un año de ajuste en la economía americana donde veremos como luchan contra la inflación al tiempo que inicia su arranque industrial de recuperación pues, a pesar de todo, se ve que es el país que antes ha sabido sobreponerse a la crisis de deuda (privada) acontecida. Esa pienso que será la clave.

Este es mi modesta opinión sobre los movimientos del mercado para dentro de un año, más o menos, pero estoy abierto a críticas o puntualizaciones.

Un saludo.