miércoles, 30 de diciembre de 2009

Análisis Técnico Ibex 35.

Dedicado a los amantes del Análisis Técnico .

En esta entrada puede que no me reconozcan pero voy a realizar un análisis técnico (más bien, Chartista para los puristas), pese a mi defensa en anteriores entradas e incluso en comentarios en diferentes blogs del análisis fundamental para la selección de acciones de empresas.

Esto es así por dos sencillas razones:

1- El análisis técnico es útil para poder identificar tendencias y cambios de las mismas, tal y como lo creó su inventor el Sr. Dow, sobretodo en índices bursátiles (no obstante fue uno de los creadores del primer y famoso Dow Jones).

2- El análisis técnico, así como otras estrategias de inversión que pretenden ser fundamentales (DCA, Twinvest, inversión por el PER, etc.), tiene el mismo defecto que todas ellas: NO ANALIZAN A LA EMPRESA, pero para analizar las tendencias de precios de índices bursátiles es perfecto para obtener información del próximo movimiento siempre que el análisis se fundamente en bastante tiempo (gráficos de 3 años) ya que sabemos que el índice no va a quebrar.

No lo veo útil para analizar precios de empresas porque la función del Análisis Técnico es analizar exclusivamente el precio porque piensa que los que tienen la información siempre son “los otros”, aunque si todos pensamos así nadie tendrá, al final, la información y los precios serán presa, no de la información, sino de los rumores.

En cambio, y esa es sobre todo la verdadera cuestión, para analizar las acciones necesitamos dos tipos de informaciones: el precio de la acción y los fundamentos de la empresa. Así nadie se “quedará pillado” como dicen por ahí en algún blog.

Por todo ello es útil observar la evolución de los precios de un índice, en este caso el Ibex 35, para hacernos una idea de la tendencia actual (en que fase nos podemos encontrar) y realizar una proyección futura del mercado en los dos escenarios posibles: alcista o bajista.

En este gráfico del Ibex 35, de a finales del año 2009, podemos observar varias cosas interesantes:

1- Entre Septiembre 2008 y Junio 2009 se ha materializado claramente una figura clásica de cambio de tendencia de bajista a alcista: hombro-cabeza-hombro invertida.

2- Con lo cual, tras su formación, comenzó una interesante tendencia alcista que posiblemente nos lleve alrededor de los 14300 puntos.

3- Ahora bien podemos observar que hemos alcanzado una clara resistencia en los 12000 puntos lo nos lleva a pensar que observaremos uno de los dos posibles escenarios para el siguiente movimiento.

4- Alcista en cuanto supere la resistencia de los 12000 puntos aunque es posible que para ello tenga que rebotar en su soporte situado seguramente en alrededor de los 11000

5- Bajista si ocurriese algún acontecimiento que hiciese que el soporte de los 11000 quedase roto ya que bajaría hasta los 10000, su siguiente soporte y, en caso de nueva crisis (descartable a priori), llegar de nuevo a los 7000 puntos.

Recomendaciones: Si supera los 12000 sería una señal de compra para las acciones del Ibex 35 hasta la resistencia de los 14300 (un 19% de revalorización) pero no sería descabellado que podríamos esperar que rebotase primero en los 11000 para obtener mejores beneficios (30%).

Así de fácil. Feliz año 2010.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Trading: el casino de la Bolsa.

Imaginemos por un momento que todo lo que conocemos se fuese a acabar dentro de poco, ¿de qué nos serviría invertir o ahorrar? ¿no sería mejor vivir el ahora y los demás que vengan "ya se apañarán"?

Espero jubilarme dentro de 30 años (a lo mejor antes, si consigo la libertad financiera) y sólo tengo una cosa clara: comprar barato y vender más caro.

Esa filosofía es universal para todos los negocios que ha realizado el hombre sobre la tierra y, haciendo de Futurólogo y a pesar de que el nuevo motor económico del mundo cambie a ser China, Brasil o Sudáfrica, pienso que lo seguirá siendo mientra seamos Capitalistas. Ya lo decía el filósofo Karl Marx en el siglo XIX.

La gente que oye hablar de análisis fundamental lo ve como algo complicado o, incluso, como algo que se utilizaba en el siglo pasado para analizar empresas. Algo, por decirlo así, anticuado.

El análisis técnico surge (por cierto también del siglo XIX) como un punto de observación distinto al análisis fundamental pero con la misma idea (comprar barato / vender caro). Entonces no es que sea opuesto sino que, incluso, pueden llegar a trabajar juntos. Refencia a Luferbal.

Lo pernicioso de seguir estrategias fundamentadas en análisis técnico es que, al final, compras y vendes continuamente y terminas pagando, de los exiguos beneficios (si es que los hay), las comisiones por compra y por venta (son dos por cada operación). Además pudiendo especular hacia arriba o hacia abajo se termina por "apostar", en el sentido más pernicioso del término, continuamente para recuperar pérdidas anteriores incurriendo en riesgos innecesarios (especular con activos de alto riesgo tipo CFD, Warrants, Etc).

El análisis técnico per sé puede ser útil pero lo otro es principio de una muerte financiera anunciada: La ruina.

En cambio resalta como mejor solución, más práctica y rentable, seguir el análisis fundamental que nos va a decir a quién comprar, a qué precio y hasta cuándo mantener. Pero el sentido común no es el más común de los sentidos.

Primero buscas comprar una empresa (bueno, parte de ella) con unos beneficios sólidos, para que cuando venga alguna crisis (que cuando vienen hay que vivirlas) no quiebre y nos dé tranquilidad (observad la historia de Astroc, ahora Afirma o los que decían que las viviendas eran un valor seguro).

Segundo compras todas las acciones que se puedan cuando el mercado las regale a precio de saldo y mantenerlas, así si hay otra crisis no se sufre tanto por la bajada y si te dan dividendos mejor así se convierten en acción / bono de renta fija que además en el futuro se pueden revalorizar.

Tercero se venden cuando el mercado esté en euforia.

Ese es el análisis fundamental del estilo Warren Buffet. Lo otro es meterse a apostar y sabemos que apostando siempre gana la casa.

Si en una partida de póker no ves quien va de pardillo, el pardillo eres tú.

Entonces ahora sí, la Bolsa se convierte en una gran opción de inversión mejor que la renta fija, aunque esto lo tiene que valorar cada uno, individualmente.

Cuando se lleva algo de tiempo en Bolsa todo se ve más claro.

lunes, 14 de diciembre de 2009

La primera crítica negativa.

Cuando nuestra empresa comienza es muy gratificante el esfuerzo empleado cuando cosechamos los primeros beneficios:

"Esto funciona", "es la nueva Microsoft", etc. son comentarios que surgen los primeros meses de entrada de beneficio.

Pero llega el día en que viene el primer cliente que nos presenta la primera queja sobre el producto.

Es un día aciago porque no esperamos ese tipo de reacción después de meses de creación, de esfuerzo por terminar todos los detalles, de dedicación. Pero hay clientes que no ven ese esfuerzo, ni tienen por qué verlo también está claro, y presentan la temida queja.

Dice el Blogger Desencadenado que hay diversos tipos de clientes en el mundo, asúmelo. Pues sí, los hay de todos los tipos no sólo los que gastan sin más sino también aquellos que se gastan poco y además son muy críticos con lo obtenido.

Ante esto sólo se nos ocurre que puedes actuar de dos maneras: Gritarles que son imbéciles porque tienen en sus manos algo que, a parte del esfuerzo utilizado, es de una calidad-precio inmejorable o pasar olímpicamente de ellos.

Más vale un cliente insatisfecho que no tener clientes diría Desencadenado, y con mucha razón.

Yo propongo que antes de gritar imbécil a nadie mejor no hacer nada o una alternativa de Desencadenado: Ofréceles un descuento en próximos productos o compras.

Siempre puede resultar que al final sea un cliente asiduo, cliente insatisfecho o no es un cliente al fin y al cabo pero también es sólo eso, sólo un cliente.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Especular o Invertir, ¿esa es la cuestión?

Realmente, a parte de las connotaciones subjetivas que nuestra cultura les imponga, la diferencia básica entre Especular e Invertir se encuentra simplemente si realmente definimos ambos conceptos.

Especular es poco más que apostar a par o impar, negro o rojo, call o put.

Invertir es la técnica por la cual se pretende asegurar el principal y, si es posible, recuperar una rentabilidad satisfactoria del mismo.

Intentar diferenciarlos de otra manera, fuera de estas dos definiciones, va a llevar a confusión y va dar igual que se use especular que invertir porque van a resultar sinónimos, tal y como aparecen en los enlaces superiores. Sólo nos van a quedar las connotaciones subjetivas.

Evidentemente quien consiga una rentabilidad positiva de su capital usando uno u otro, la especulación o la inversión, va a estar igual de bien y, no nos engañemos, no tiene nada de pérfido o malvado.

Ahora bien, esta crisis, siendo realistas, se ha creado por culpa de mucha gente que, sin los recursos y/o conocimientos necesarios, han querido ganar dinero especulando / invirtiendo con los inmuebles y, los bancos, que si hubieran hecho bien su trabajo no estaríamos donde estamos ni estarían donde están, han querido ganar dinero concediendo créditos a gente que no tenía la solvencia suficiente para responder de ellos. A unos y a otros, gracias. Pero, repito, no tiene nada de malo. Sólo que no se han conseguido los resultados deseados.

De hecho, me parece absurdo tener que recordar que la idea de que alguien se introduzca en el mundo de los negocios es sencillamente conseguir dinero. Nadie se apunta para perder dinero salvo por causas benéficas, digo yo.

Ahora si tener éxito se diferencia del puro fracaso en conseguir nuestro propósito en la mitad más una de las veces de los intentos propuestos.

Entonces, la verdadera pregunta sería: si utilizásemos dos carteras para inversión, una especulando y otra invirtiendo, ¿cuál de las dos opciones nos llevaría al éxito el mayor número de veces? Al que le funcione uno de los dos que continúe no será el último ni el primero.

Yo sé cual me funciona a mí. ¿y a tí?

jueves, 5 de noviembre de 2009

Iniciación en la inversión en bolsa.

Todos, sin excepción, nos hemos sentido inocentes y perdidos como un niño cuando comenzamos nuestra andadura en bolsa, ¿qué valor es el mejor? ¿de quién me fío? ¿cómo se invierte ahí? ¿cuesta mucho?

La gente se obstina en no reconocer que, a pesar de su edad y experiencia profesional, cuando van a invertir en bolsa, o en cualquier otro mercado como el inmobiliario, son como niños inocentes. Digo esto sin intentar ofender a nadie sino sólo como una sincera opinión sobre lo que puedo observar a mi alrededor. Yo también me he considerado, en un momento dado, un "niño" ante el complejo mundo de la bolsa.

Digo esto porque los niños no reaccionan al intelecto, simplemente porque no tienen desarrollada la capacidad de análisis que le da la experiencia y el conocimiento, sino sólo a través de impulsos. En la bolsa esos impulsos son avaricia y miedo.

Esto es más evidente cuando llevamos un niño a un centro comercial y como lo paseemos por la sección de juguetes ya tenemos la tarde echada. Su impulso: llevarse el juguete que le llama tanto la atención. Está tan cerca y al alcance de la mano que cuando lo tenga, en casa no le hará ni caso. Es un impulso, un deseo. No razonan ni comparan que juguete le dará más satisfacción ni cual es mejor en relación calidad-precio. Sólo quieren el que les parece el mejor, por tenerlo.

Pues en la vida eso es lo que pasa con los adultos que se acercan sin conocimiento alguno a la bolsa. Compran según el impulso de aquello que les parece la mejor opción pero no basan su decisión en un razonamiento claro de dónde les llevará sino casi por impulso se podría decir. Ya aprenderemos por la experiencia, dirán algunos. Resultado: Catástrofe. Resultado de la experiencia: No volver a comprar nada.

¿Qué se debe hacer entonces? Simplemente lo que hace una persona que alguna vez fue niño: Aprender. Poco a poco, y máxime en la era de la información. La pauta es que se debe formar uno mismo en el mercado que quiera entrar hasta que ese niño sea todo un experto en la bolsa y entonces, sólo entonces cuando madure en su conocimiento, la bolsa, o el mercado inmobiliario, será, a sus ojos, un juego de niños.

Gracias.

jueves, 1 de octubre de 2009

Warren Buffet



No necesita presentación el mejor inversor del mundo en bolsa. Este es el primero de una serie de vídeos que no tienen desperdicio. Aprovechadlos.

martes, 29 de septiembre de 2009

Invertir en bolsa siguiendo un método.


Dos de los métodos de invertir que se está dando a conocer últimamente en la red son el Twinvest y el Dollar Cost Averaging (DCA) aunque no son nada nuevos. Si clickais en los enlaces os redigirán a webs que os explican en qué consisten estos métodos de inversión. Yo sólo quiero señalar una breve comparación entre ambos y sus posibles ventajas o defectos.

Tanto el Twinvest como el DCA son estrategias de inversión según un método que sólo aseguran rentabilidad a largo plazo (más de tres años).

Las dos únicas ventajas de estos métodos son:

-1º No tenemos el dinero disponible para invertir AHORA. Pues entonces me propongo ahorrarlo mientras invierto. No es necesario apalancarse, sólo ser fiel a mi método de ahorro.

-2º No tenemos que preocuparnos por el “precio” de la acción (fondo, bono, etc.) porque el sistema (el de ambos) optimiza ese factor, ya que AMBOS métodos, cuando baje el precio de la acción, más número de acciones comprará.

Definitivamente hay que tener claro que cualquier método de inversión enfocado al Largo Plazo se va a fundamentar en el conocido Buy&Hold (comprar y mantener) sólo que lo hace asequible a las “economías domésticas”.

Los defectos más graves de ambos métodos es, a su vez, también claro:

- Ninguno te asegura que la acción (fondo, bono, etc.) que estás comprando sea de “buena calidad” y si baja el precio sea por el humor de Mr Market y no porque la acción se vaya a la ruina y tú con ella.

-Las continuas comisiones por compra que se generan mensualmente.

La ventaja de Twinvest sobre el DCA es que combina la inversión en acciones con el ahorro en cuenta de alta remuneración y, si a lo largo de X años de inversión constante, surge alguna necesidad imperiosa (entendemos que se invierte dinero que no se necesita a corto plazo) hemos ahorrado algo en una cuenta, de liquidez inmediata, y con el otro método hay que proponérselo a parte o ser consciente de que se es más agresivo. El twinvest sigue más la estrategia propuesta por Ben Graham en el Inversor Inteligente.

Si queremos suplir esa deficiencia podemos resolverlo de dos formas distintas:

-1º Aprendiendo a distinguir empresas de “buena calidad” cuyo precio de acción descienda por “fallos” sistémicos del Sr. Mercado y no porque la empresa vaya a quebrar. Hay que combinar estos métodos con otros o con uno propio.

-2º Invertir en Fondos de Índice con lo que nos ahorraremos el estudio y dinero en comisiones. Aunque seguro que no batiremos al mercado pero tampoco nos deja por debajo. Nos protegerá de nuestra propia ignorancia y además tienen las comisiones más bajas del mercado.

Un saludo.

PD: A mí con el DCA me ha ido muy bien con las acciones y llevo una ventaja al Ibex 35 de un +22% reinvirtiendo dividendos pero he tenido que esperar 3 años.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Como mejorar nuestra economía en 4 pasos.


Nos encontramos nuevamente en este foro de libertad económica que es este Blog para analizar, pero también para resumir, varios post que se han publicado en los cuales se narra lo fundamental para salir de nuestra crisis o por lo menos para que no nos tomen el pelo en el futuro.

Va a ser una entrada muy breve donde me referiré a artículos anteriores y publicaré sus enlaces. No se trata de un método "cuasi mágico" donde la imaginación juegue un papel importante. Se trata de un método eminentemente práctico del cual resultará que quien no lo aplique es porque prefiere disfrutar de la autocompasión o de la compasión de los demás y no porque no sea muy difícil de aplicar o requiera de complicados conocimientos matemáticos.

"Go to hell" con la manipulación y el engaño.

1.- Dejar de cavar.

Lo primero para salir de un agujero o, simplemente no caer en él, es dejar de cavar más profundo. Económicamente el símil es totalmente válido porque si se quiere empezar a enderezar la economía hay que dejar de hacer gastos que resulten innecesarios.

A ver si nuestro Gobierno "Zapateril" toma nota.

2.- Balance de Ingresos y Gastos.

Hay que conocer por donde se nos escapa el agua, sin dejar evidentemente de dejar de achicar. Esto es lo que se llama buscar un punto de partida para empezar a trazar nuestro mapa de recuperación económica.

3.- Corregir nuestros gastos.

Este paso es el del comienzo de la dieta. Si ya estamos entrampados o si lo que queremos es empezar a ahorrar lo primero es empezar por desechar los gastos innecesarios y hacer limpieza para luego incrementar nuestros ingresos.

4.- Incrementar ingresos.

Comenzar a multiplicar las vías de ingresos. De todas las formas de ingresos es mejor tener varias que una sola y así poco a poco comenzar a crear un futuro y empezar a ser millonarios.

Este paso es el más duro de todos porque requiere de un esfuerzo fundamental en el Futuro Millonario: PENSAR.

Según Henry Ford es el trabajo más duro que existe y es verdad porque nos han intentado educar desde niños, desde el primer momento, para ser obedientes, para ser dóciles.

La típica frase del jefe de "No te pago por pensar sino para que trabajes" es verdaderamente humillante e inmoral y, desde los Derechos Humanos, un delito. Debería ser delito decirla. Por eso se dice para que no pensemos y no seamos libres de sus cadenas. Me ha dolido hasta el ponerla en este Blog.Quieren que seamos unos mediocres, pues bien ahí va la noticia: Señores no lo van a conseguir porque el futuro es nuestro y está en nuestra mano cambiarlo.

Sólo hacedme un favor, PENSAD.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Sacar el máximo partido a tus inversiones en bolsa en 7 pasos.



En las inversiones es fácil triunfar con un poco de inteligencia o, más bien como dice Warren Buffet, sentido común.

Como Ben Graham decía en las inversiones hay dos tipos diferentes de personas: aquellas que no se molestan en usar su inteligencia y aquellas que sí lo hacen.

En esta nueva entrada del Blog voy a intentar explicar cómo en 7 sencillos pasos podemos descubrir si una inversión es interesante o no.

1.- Consolidación y Antigüedad.

A la hora de invertir nos centraremos en empresas consolidadas y con amplia reputación en el mundo de los negocios. Esta fase del análisis la centraremos en empresas que estén en algún Índice bursátil (IBEX 35, DOW JONES, etc.) y que tengan por lo menos 20 años de antigüedad.

En el mundo de los negocios el tiempo pone a cada uno en su sitio y para arriesgar dinero ya están en este mundo la empresas de capital-riesgo. A nosotros nos interesa invertir en empresas que sean estables y previsibles en el tiempo.

2.- Beneficios constantes.

Debemos por empezar a revisar las cuentas de resultados y los balances anuales para comprobar que en los últimos 10 años esas empresas han producido Beneficios Por Acción(BPA) constantes y han sido, al mismo tiempo, crecientes en el tiempo.

Eso nos demostrará que estamos ante una empresa fácilmente predecible y estable en el tiempo y, posiblemente, con alguna ventaja competitiva a destacar.

3.- Beneficios crecientes.

Comprobaremos como han crecido esos beneficios a lo largo de los años sacando su crecimiento anual compuesto.

Si ha sido capaz de crecer de forma constante en el pasado podemos entender que pueden seguir creciendo en el futuro de forma segura. En este estudio el TIEMPO es nuestro aliado de ahí la utilidad de coger un periodo mínimo de 10 años y no menos.

4.- Estimar el Beneficio futuro.

Una vez obtenido el crecimiento compuesto anual de 10 años, siendo una empresa estable y previsible, podemos calcular el BPA futuro a 10 años de la empresa.

Este cálculo es importante para proyectar esos Beneficios a 10 años vista para los siguientes pasos.

5.- Averiguar el PER medio.

Podemos averiguar el PER (Price to Earnings Ratio) medio de la acción de esa empresa porque, aunque esa empresa tenga los beneficios estables y seguros, el precio de la acción de esa empresa está sujeta a los consabidos humores del Sr. Mercado.

Al tiempo también nos quedamos con el PER mínimo y el PER máximo de la acción.

6.- Estimar el Precio de la acción futuro.

¿Con una bola de cristal? No es necesario si hacemos los deberes bien hechos. Para terminarlos sólo tenemos que multiplicar el BPA futuro X PER. Así nos saldrán tres resultados: PRECIO mín., PRECIO med., PRECIO máx.

7.- Rentabilidad estimada.

Ahora sólo tenemos que comparar el PRECIO actual de la acción con PRECIO futuro (en cualquiera de los tres escenarios aunque normalmente el más conservador siempre viene mejor por si acaso) estimando la rentabilidad compuesta anual si invertimos en esa acción.

Si lo hacemos con todas las acciones de un Índice podemos fácilmente invertir en aquellas que nos de mayor rentabilidad futura y sentarnos a esperar los beneficios.

Hasta pronto futuros millonarios.

viernes, 14 de agosto de 2009

Un gran Inversor: Ram Bhavnani


Hay gente que no lo conoce aún, pero para aquellos que llevamos ya un tiempo en finanzas es un auténtico "Gurú" de la Bolsa española. Me estoy refiriendo a Ram Bhavnani.

Este señor, de origen indio, es famoso entre los inversores españoles por ser un "crack" de las inversiones, al estilo de lo que es Warren Buffet para el mercado americano.

Desde su humilde negocio "de todo a 100" sito en la localidad de Tenerife cultivó su afición a la Bolsa en la trastienda de su negocio conocido como Casa Kishoo. Allí seguía las noticias y cotizaciones que se conseguían a través de la prensa española y, desde una inversión equivalente a 120.000 euros, a día de hoy posee cientos de millones y varios hoteles en propiedad.

La bolsa es un terreno muchas veces hostil, es decir, que aunque uno tenga aparentemente todo a favor nunca sabes lo que puede ocurrir, de ahí la importancia de "margen de seguridad" de Ben Graham, y eso ha pasado con este inversor. A pesar de publicar un libro "LOS SECRETOS PARA GANAR DINERO EN LA BOLSA" donde intenta desnudarse emocionalmente y dar una visión de su forma de inversión al público en general se demuestra que es un mundo que no perdona a nadie.

Ahora, después de tantos éxitos cosechados en las inversiones, es noticia precisamente por lo contrario: por PERDER.

Algunos creen, y otros hasta se regodean en ello, que la noticia es muy importante para la economía de Ram Bhavnani, pero los que le admiramos de verdad por su estilo sencillo y humilde de invertir sabemos que sólo es una pérdida momentánea, pasajera. Sólo es un bache más en el camino del largo plazo que, además, le servirá para aprender de ello.

Esa es la actitud que tiene que tener un ganador, de una persona que se ha hecho a sí misma. Persona que ha invertido en los peores momentos para la banca española: Cuando todos salían de los bancos por el escándalo Banesto él no sólo se mantenia firme sino que invertía más.

Una pérdida de 100 millones de euros no es una gran pérdida, aunque para algunos le pueda parecer lo contrario, cuando hace poco cosechó 400 millones de beneficios por la venta de su participación en Bankinter.

Señores, parafraseando a Warren Buffet, si no están preparados para ver como un valor pueda a llegar a desplomarse más de un 50% en su cotización sin perder la cabeza, entonces no se metan.

jueves, 30 de julio de 2009

Quien pudiera tener una bola de cristal para poder ver en su interior.


Quien la pudiera tener... o no. Siempre nos han repetido al comprar un producto financiero, también es porque está establecido por ley, que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Siempre que realizamos una elección debemos comprenderla, saber por qué la hacemos, qué estamos perdiendo al elegir esto y no aquello. Como diría un economista: "Calculemos el TIR de esta decisión."

Si comprendemos el por qué de nuestra elección podremos saber de antemano el futuro de esa decisión y no llevarnos la sorpresa al entrar en crisis sistémica. Es como tener una bola de cristal en la mano y saber utilizarla. Al final el futuro no termina de ser nada más que un espejo en el cual se refleja el pasado.

Ejemplos prácticos.

1.- Al tener controlados en su mayor medida los gastos y los ingresos mensuales es muy raro que uno se lleve sorpresas económicas, pues sabe muy bien hasta donde se puede llegar o hasta donde se puede uno arriesgar.

2.- Al analizar una inversión debemos ANALIZARLA. Algunas personas creen que analizar una inversión en bolsa es pensar unos segundos en ella a ver que le dice el nombre de la empresa, pero en realidad lo que su cerebro debería advertirles es: "no tengo ni idea de lo que es analizar una empresa, será mejor que lo aprenda o averigüe si es muy complicado antes de meter los ahorros de mi vida ahí". Pero es más fácil jugárselo a cara o cruz: Cara gano, cruz pierdo.

3.- Tener en cuenta el azar. El azar lo podemos definir, simplificando un poco, como aquellas circunstancias que no son previsibles, favorables o no, en el momento del análisis inicial. Es decir, tener en cuenta que a pesar de todo el esfuerzo de análisis previo pueden ocurrir, y de hecho ocurren, situaciones con las cuales no contábamos como guerras, accidentes, enfermedades, maquillaje de cuentas, etc. Al tenerlo en cuenta asumimos ese riesgo general y creamos para ello previsiones.

Conclusión.

Con todo esto lo que pretendo decir es que muchas veces futuros no deseables, o incluso los deseables, se pueden conseguir con un poco de planificación y el esfuerzo de ser constante.

Oportunidades siempre han habido y siempre habrán sólo hay que estar preparados para cogerlas. Simplemente planificando nuestros gastos e ingresos, sabiendo como analizar correctamente una inversión y teniendo un fondo para previsiones inesperadas es muy difícil que entremos en recesión económica.

El futuro es sólo la consecuencia lógica de un pasado a menudo desconocido u olvidado.

Todo esto nos deja mucho en qué pensar y tened en cuenta que, al final, siempre habrá alguien que te diga: "Te lo dije."

martes, 21 de julio de 2009

Asesoría de Economía Familiar



Asesoría de Economía Familiar

Aquí tenéis una empresa que rompe con el mito de que para mejorar las cuentas personales hay que reunificar deudas.

La "trampa" de la reunificación de deudas es que todos tus préstamos los unifican en uno solo hipotecario que al tener un tipo más bajo y una mayor ampliación del plazo sale a corto rentable pero no a largo plazo.

Aquí tenéis un artículo de EL MUNDO donde se explica con más detalle como funciona la famosa trampa.

Esta empresa usa un método que pide la implicación 100% del cliente para solucionar sus problemas financieros dándole a su vez conocimiento necesario para que una vez solucionados sus problemas de dinero los resuelvan para siempre.

A modo de Ajuste de cuentas, el programa televisivo, tras recibir la solicitud de regulación de cuentas los asesores financieros barajan todas las alternativas posibles para mejorar los hábitos y usos del dinero del cliente y, así, mejorar su economía familiar. Desde luego un precio muy bajo para algo de tanto valor.

Ya lo sabéis, para salir de la crisis no es necesario reunificar deudas sólo ganas de solucionar el problema y, si creeis que necesitáis ayuda, esta empresa os ayudará.

Asesoría de Economía Familiar

domingo, 12 de julio de 2009

Cuarto paso: comenzamos a aumentar ingresos.


Una vez que hemos controlado nuestros gastos ahora es cuando comenzaremos a aumentar nuestros ingresos.

Medios para aumentar nuestros ingresos hay muchos y variados de, entre los cuales, podemos elegir aquel o aquellos que más nos interesen según nuestro caracter y estudios(entendido como nuestro conocimiento y no necesariamente tendrá que ver con nuestras capacidades académicas).

Tradicionalmente tenemos 4 formas de incrementar nuestros ingresos mensuales
1 - Trabajo.
2 - Negocio.
3 - Inmuebles.
4 - Inversiones.

Como todo el mundo observará me he dejado en el tintero otras formas menos ortodoxas pero muy arraigadas en la imaginación de las personas como: tocar la lotería(1 posibilidad entre 16 millones), casarse con un millonari@, heredar una fortuna o ser una persona famosa y salir en la tele. Estas maneras de incrementar ingresos no las vamos a tratar sencillamente porque dependen del azar, es decir, es como tirar una moneda al aire puede o no puede tocar pero no depende del lanzador.

Si alguien quiere seguir intentándolo le deseo suerte en ello. Pero no le garantizo que, aunque le toque, sepa conservar una parte del premio.

De las más tradicionales vamos a explicarlas con más detalle.

TRABAJO

Si no tenemos uno tenemos que conseguirlo ¡YA! Para cualquier plan a largo plazo necesitamos dinero para cubrir esos gastos mensuales y aunque el subsidio por desempleo nos cubra nuestras necesidades mensuales es algo temporal y tarde o temprano se acabará.

Si tenemos un trabajo analizaremos si con ese mismo trabajo llegamos para ahorrar o necesitamos incrementar nuestros ingresos. Si la opción que nos interesa es incrementar ingresos debemos plantearnos las posibilidades de un ascenso, cambio de trabajo o completar horas con otro.

NEGOCIO

El negocio puede diferenciarse no en grandes y pequeñas empresas sino en autoempleo o empresa.

Autoempleo es aquella en la cual la empresa es el emprendedor y, como tal, debe estar a pie del cañón.

Empresa es todo aquel negocio en el cual el emprendedor es más un coordinador de esfuerzos, un jefe de equipo, no un trabajador más.

En ambas situaciones el trabajo personal del emprendedor está recompensado con libertad porque él es el jefe.

INMUEBLES

Descontando el inmueble que se utiliza como vivienda particular porque es un pasivo, es decir, no genera ingresos todas las demás serán consideradas un activo.

Se pueden utilizar como mera mercancía para comprar y vender o para alquilarlo o alquiler con opción a compra (activo).

Lo bueno que tienen los inmuebles es que uno no tiene por qué pagar todo el valor del mismo para poder venderlo. Te puedes apalancar en la inversión pues sólo desembolsas una parte del valor del mismo que luego puedes compensar en la venta. Ese mismo apalancamiento en un arma de doble filo y si no tenemos cuidado nos puede dejar "pillados".

INVERSIONES

Consideraremos como tales aquellas en las cuales será nuestro dinero el nos genere un flujo de efectivo constante o a futuro.

Dinero (principal) que, tras asegurarnos de que no lo perdemos, nos dará una rentabilidad respecto de la cantidad invertida.

Todos y cada uno de estos apartados tiene su importancia con lo cual el espacio para desarrollarlos en un solo post es limitado así que, para tratarlos con más profundidad, los iré desarrollando en post posteriores.

La habilidad del maestro no es la de dar respuestas sino la de generar preguntas.

sábado, 4 de julio de 2009

Lista de Software interesante.


Aquí os dejo unos links a las web de software interesante para llevar las cuentas domésticas, e incluso de vuestro pequeño negocio.

Personalmente he visto más fácil de usar el findemes aunque yo llevo mis cuentas, tanto personales como de mis "business", con mis propios excel (que pijo soy, ¿no?).

Una web con comentarios y descripción de los mismos en softonic

Lista de programas:

Contahogar
Buddi
Findemes
Gnucash
Grisbi

El que, según mi opinión, va mejor es Findemes como he dicho antes pero cualquiera va muy bien y han sido probados con bastante éxito.

Siempre viene bien cualquier ayuda y lo peor es que ahora no tenemos excusas.

Es hora de empezar a romper vuestras cadenas.

viernes, 26 de junio de 2009

Tercer paso: Primero los cimientos.



Sé que la gente que lea este blog y lea estos post se estará preguntando cosas como: "¿Cuándo empezará a hablar de incrementar ingresos?""¿Cuándo de hacernos ricos?" o tal vez piense "¿Gastos?, pero si lo que quiero es aumentar mi nivel de vida no estancarme o menguarlo".

En algún post anterior he comentado que crear una fortuna es similar a construir una casa.

Y eso es lo que vamos a empezar a hacer nosotros con nuestra economía (futura fortuna), empezar a construirla.

Teniendo en cuenta que ya sabemos por dónde entra y sale nuestro dinero ya tenemos, aún sin saberlo, el cimiento más importante de nuestro edificio - imperio.

Sabiendo el origen de nuestro dinero, y también siendo conscientes de su triste final, sólo es cuestión de empezar a restar gastos.

Un autor que leo y respeto(también releo continuamente porque siempre se aprende algo nuevo de él) es Robert Kiyosaki . Este autor de libros de negocios dice que nuestra fortuna no se construye solamente con grandes ingresos sino conteniendo los grandes gastos. En eso, y en otras tantas cosas, coincide con mi mentor.

¿Ya está?¿Cómo puede ser que no haya fórmulas mágicas?
No.

Realmente esta parte es muy difícil de llevar a cabo porque nadie quiere perder su nivel de vida que tan esforzadamente ha trabajado. Parece que comencemos una dieta para perder peso.

Hay que tener en cuenta que, aunque seamos inconscientes de ello, estamos a tan sólo un accidente o una enfermedad o una mala inversión o una mala separación de la ruina más absoluta.

Y lo peor de todo es que ésto no es la solución, sino sólo una medida a tener en cuenta. Lo mejor, es que comenzaremos a estar en el buen camino.

Realmente todo es cuestión más de física que de matemáticas (no valen las excusas de que en el cole uno era malo en mates) ya que si recordamos la primera ley de Newton observamos que dice: - Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser en tanto que sea obligado por fuerzas impresas a cambiar su estado -.

Es decir, que todo seguirá igual si no empezamos a arreglar las cosas y el siguiente paso de sentido común (aunque no sea el más común de los sentidos) a dejar de cavar y crear nuestro balance es corregir nuestros gastos con la inestimable ayuda de la herramienta creada en el paso anterior.

Es una tarea que requiere de mucho ojo para identificar gastos ineludibles, necesarios, accesorios y extraordinarios. Sólo os puedo recomendar calma y buena suerte.

Buena suerte y hasta la próxima entrada.

jueves, 18 de junio de 2009

Un fondo para cada día.

Así reza el título de uno de los blogs de eleconomista.es y no es para menos.

Cuando buscamos información sobre dónde invertir nuestros ahorros en cualquier medio, lo normal ahora es buscarlo en internet, se nos puede nublar la vista y hasta coger algún mareo que otro y no precisamente por el calor.

Wall Street, y todos los que viven de lo que se cuece allí, en realidad no les importa nada el inversor o especulador que llevamos dentro.

Para entenderlo bien tendremos que ver cual es la esencia del lugar, cual es su alma.

Tampoco es algo, también sea dicho de paso, que se oculta en demasía pero que, al darse tanto por supuesto, se llega a borrar de nuestra vista con las promesas de rentabilidades fuera de lo común.

Wall Street es un mercado, igual que lo es la Bolsa de Madrid o Barcelona o Valencia o Bilbao, y como tal lo único que le interesa es vender y cuanto más mejor. Cada compra y cada venta le generan comisiones, de las cuales viven.

Por eso un día nos recomiendan un fondo mixto con rentabilidades de 20% anual, y al día siguiente son capaces de recomendar comprar bonos y ayer nos recomendaban tal o cual acción, ETF, warrant's, turbos, etc.

Al final si se les hiciera caso uno acabaría arruinado, sólo pagando sus comisiones y, claro, de rentabilidades no sabríamos nada.

Es la táctica de la confusión.

El truco: invertir con seguridad.

La seguridad se consigue en dos fases: Primero con "dieta hipoinformativa", es decir, cuanta menos "información" mejor porque hay tanta y tan variada que lo único que produce es dolor de cabeza.

Segundo anteponer formación a información, ya que no hay mejor inversión que la de invertir en uno mismo y en eso consiste la formación y, a la larga, nos traerá los mejores dividendos.

Por último tener claro tres conceptos: Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, el beneficio se consigue en la compra y no en la venta (Ben cuanta razón tienes) y que nadie da euros a 90 céntimos.

Salud.

miércoles, 3 de junio de 2009

Segundo paso: Balance de Ingresos y Gastos.




El Balance. Palabra funesta que nos suena a algo que sólo tenemos que tener en cuenta cuando llegan el final de nuestros días. ¡Craso error!

Nos encontramos con que los profesionales de la economía no sólo hacen Balance de cuentas al final de una compañía, es decir, cuando esta va a disolverse o va a ser absorbida por otra, sino aunque yendo bien lo hacen cada trimestre y luego también al final del año.

No es obsesión por los balances. Es control. El control da seguridad. Viene a ser como el chequeo médico periódico que todos los médicos recomiendan y que muy pocos siguen. Este "chequeo" nos permite saber el estado de una compañía en ese momento, por eso se suelen hacer trimestrales o mensuales, y una vez comprobado el estado de "salud" financiera realizar el siguiente paso: Planificar el futuro (pero eso será en otra entrada).

Sabemos a dónde queremos ir: libertad financiera, o por lo menos, saneamiento de nuestras cuentas.

Pero debemos saber dónde nos encontramos. Sabemos el punto de llegada y ahora nos falta marcar el punto de salida para luego trazar la ruta en el mapa.

También es que nadie se atreve a comenzar a hacerlo porque no saben por donde empezar. Pero es más fácil de lo que parece. Si un Presidente de un Gobierno puede aprenderlo en un par de tardes, todo el mundo puede hacerlo, incluso en menos tiempo.

Cómo hacer un Balance en pocos pasos:

Coger lápiz y papel y dibujar un esquema como el de arriba.

Anotar en el apartado ingresos (dcha.) todo aquello que nos ha reportado un ingreso.

Anotar en el apartado gastos (izqda.) todo aquello, necesario o no, que nos haya reportado un gasto. Esta lista es la más extensa normalmente y puede dividirse en gastos fijos (aquellos que tienen un compromiso contraído con el banco, gas, electricidad, etc.) y aquellos que no están previstos y se realizan (cenas, médico bebé, reparación vehículo, etc.)

Sumar cada columna.

Restar del total de ingresos el total de gastos y obtendremos el Flujo de caja mensual, o lo que es lo mismo la cantidad de dinero que podemos ahorrar e invertir.

INGRESOS - GASTOS = Flujo de caja mensual

Evidentemente, como colofón, podemos encontrar tres resultados, a saber:

El primero que el total de ingresos sea superior al de gastos. El resultado del flujo es positivo y, sólo dependiendo de si nos parece mucho o poco, se puede empezar a trabajar para mejorarlo, esto es, aumentarlo.

El segundo resultado es que el resultado es igual a 0, o muy próximo a 0. Esto significa que ingresos y gastos están a la par con el peligro potencial de caer en números rojos y quebrarnos la cabeza con las deudas. También debemos ponernos a trabajar para mejorarlo. Estamos en alerta amarilla.

El tercer resultado es que cada mes estemos en números rojos. Todo el mundo sabe lo que significa esto. Es alerta roja y ponernos a trabajar enseguida en disminuir gastos y/o aumentar ingresos ¡YA!

No hay que desesperarse porque todo tiene solución. Ya sabemos los dos puntos el de salida y el de llegada, en el siguiente post comenzaremos a trazar el mapa entre los dos puntos.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Primer paso: ¡Dejar de cavar!




Ciertamente es lo primero que hay que hacer para salir de un agujero, máxime si este agujero es financiero.

Entrando el otro día en el banco (lugares donde se pagan comisiones hasta por respirar y no aquel donde nos sentamos en el parque) escucho cómo dos señoras hablan entre sí. Era sobre si fulanita, conocida de ambas, se iba a reformar la cocina y la otra, que era una trabajadora del banco, le comentaba que cómo se atrevía a emprender tal obra con lo endeudada que estaba y que era mejor que buscase algo de trabajo para obtener ingresos.

Bueno sé que está mal escuchar las conversaciones de otros pero cuando uno entra en el banco se crea tal silencio, cómo de lugar sagrado, que se escucha todo y, cuando estás haciendo cola, uno no tiene nada mejor que hacer así que...

A lo que iba, que me voy por los cerros de Úbeda. Esta imagen demuestra lo mucho que hace falta la frase anterior en nuestra vida económica. Sé que es muy bonito tener un cierto nivel de vida que todos vemos en la televisión con coches caros y grandes mansiones pero llega un momento que hay que parar.

Las fortunas se construyen al igual que las casas: una buena base y una buena estructura. Además, hay que dedicarle tiempo para construirla para hacerla bien ya que, si no lo hacemos así, ésta se nos puede caer encima.

El primer paso entonces es: DEJAR DE CAVAR.

Hagas lo que hagas que no cueste más dinero del que te queda en el bolsillo, porque si realmente queremos salir del agujero, que por otro lado nos hemos metido solitos, lo importante es no hacernos más difícil la salida.

La pregunta que podría darse es, ¿cómo dejo de cavar? Primero asumiendo que estamos en un agujero y actuar en consecuencia. No pasa nada, en peor situación ha estado la humanidad y se ha salido. Puede que nosotros no lo hayamos estado, que sea una sensación nueva e inquietante. Tampoco digo que se proclame a los cuatro vientos, a nadie le importa cómo estamos. Sólo asumirlo: Estamos en crisis.

En siguientes entradas veremos los siguientes pasos para salir del agujero.

P.D. Tened cuidado con lo que habláis en público que siempre puede haber alguien escuchando.

jueves, 14 de mayo de 2009

Bienvenidos a Cómo llegar a ser Millonario.

Este es un nuevo blog que nace con la intención de ayudar a la gente a averiguar "Cómo llegar a ser Millonario"... y no morir en el intento.

Ahora que el BCE y el Gobierno de España dicen que empiezan a ver la recuperación económica (ja, ja, ja, ja, ja) no nos dejaremos engañar porque sabemos que siempre habrá ricos y pobres, ya que si no hay de los unos no existirían los otros.

Una muestra de ello la tenemos en el anuncio de que la adquisición de viviendas va a dejar de desgrabar para todos aquellos que podemos conseguirla, para los otros sí que desgrabará, pero para qué si no pueden...

Todo el mundo parece haberse vuelto loco, pero nosotros tenemos conciencia de que esto está mal y hay muchos intereses para que siga mal.

Sabemos que la jubilación no nos llegará, que los pisos no nos desgravarán, las empresas tienen que bajarnos el sueldo (porque sino cómo van a ser competitivas y además así lo ha dejado ver el BCE) y que además no se nos ocurra dejar de consumir porque si no la maquinaria se para, no preocuparnos si no tenemos dinero podemos pedir préstamos personales (desde TAE 18%).

Pues bien ¡BASTA YA!

Es hora de comenzar a manejar nuestro dinero y nuestro futuro, aquí, en esta pizarra que es este blog, donde comenzaremos a planear como guardarnos del desastre que es confiar en "Papá Estado" y en los políticos.

Es hora de velar por nuestros intereses.