martes, 5 de abril de 2016

Análisis de bolsa B SABADELL

Banco SABADELL es un banco mediano español afincado en Sabadell que, siendo el cuarto por volumen de activos, padece la volatilidad del denostado sector bancario español. Últimamente, y siguiendo la tónica del sector, ha estado ajustando sus balances con sucesivas ampliaciones de capital (ahora está inmerso en un scrip dividend) pero que, también cabe recordar, esas ampliaciones de capital han servido para financiar su expansión exterior, recientemente en Reino Unido.

Análisis técnico


El valor se encuentra inmerso en una tendencia claramente bajista siendo muy sensible a la volatilidad reinante (quizá agravado por el bajo precio de su cotización cercano al euro por acción) y alcanzando un descenso en su precio de un -37,08% (que se dice pronto). Supone la pérdida de un tercio de su valor. Observamos un claro soporte sobre 1,39€. Su aspecto actual es bajista a pesar de que en marzo hizo un fuerte amago por batir resistencias alrededor de 1,61€ y estuvo a punto de dar la sorpresa.

Análisis fundamental

Fuente Expansión.com

Respecto al pasado reciente vemos cómo ha ido sufriendo la desconfianza de los inversores esto se ve reflejado en su PER actual que ha ido descendiendo hasta un PER 12,01 a pesar de su buen ojo al realizar sus últimas compras con el TSB británico y que se ha reflejado recientemente en sus resultados con sus más de 700 millones de euros de beneficio en el último ejercicio. A tener en cuenta su paulatino incremento del Beneficio por Acción (BPA) en los últimos años. Cuenta con unos márgenes muy estrechos (ROE 6%) debido a la competencia del sector y al mal momento macroeconómico que vivimos en Europa, y en España en concreto.

Conclusión

No es un mal activo por fundamentales pues claramente ha hecho los deberes (salvo sorpresas escondidas) y es un valor a tener en cuenta del selectivo español pues el mercado lo tiene claramente infravalorado. Stop loss en la resistencia mencionada de 1,39€ y precio de entrada a partir de 1,60€ siempre y cuando, al igual que pasaba con el análisis de GAMESA, el Ibex 35 muestre mejoría por encima de los 9.000 puntos.