viernes, 15 de octubre de 2010

Ram Bhavnani y la renta fija.

Ram Bhavnani es conocido por sus aciertos, y también por algún desacierto, en la renta variable.

Cómo desde un pequeño bazar situado en Santa Cruz de Tenerife ha llegado a poner "en jaque" disputando el control accionarial de algún que otro banco español.

Revisando diversas noticias observé la distribución patrimonial de sus Sicavs (las cuatro que dirige ahora mismo) publicadas en el suplemento de Banca Privada de la Revista Inversión y algo me llamó la atención.

Daban a entender que debido a la crisis el Sr. Bhavnani había aumentado su participación en renta fija. No sé si será debido a la crisis pero sí que se puede ver un aumento de la inversión en renta fija.

Es cierto, cuando antes la composición de su cartera se encontraba bien diversificada entre renta variable y renta fija (casi rozando el 50-50 tan pregonado por Ben Graham en su lifbro El Inversor Inteligente) ahora ha variado un poco. La política de inversión del Sr. Bhavnani siempre (por lo menos desde hace ya algunos años) había sido intentar mantener posiciones diversificadas en porcentajes cercanos al 50% entre renta fija y variable.

No en todas las Sicavs tenemos esto, por ejemplo en Bombay la renta fija sólo asciende hasta el 23% mientras que en Laxmi alcanza el 60% y en Cartera de inversiones Canarias es del 98%, pero lo que su trayectoria va demostrando es:

Es un inversor profesional. Es evidente se ha dedicado a ello muchos años y ha aprendido (y seguirá aprendiendo) a invertir prácticamente en cualquier vehículo de inversión o producto siempre y cuando pueda entenderlo. Ya que también encontramos desde inversiones en renta fija como en derivados (warrants).

Huir de las modas. La inversión se realiza porque, tras un estudio, se cree que es la más conveniente para alcanzar los objetivos deseados y no porque sea un "producto estrella".

Minimizar las pérdidas. Si esto significa deshacer posiciones o desinvertir porque nos hemos equivocado se hace. No pasa nada. Lo importante es ser lo suficientemente humilde para rectificar.

Conservar las ganancias. La renta fija siempre ha sido para él refugio de ganancias obtenidas en el pasado para que sigan rindiendo en el futuro, no refugio de la incertidumbre. Un inversor profesional aprende a vivir con la incertidumbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario